Consecuencias del exceso de lubricación en el entorno industrial

 Consecuencias del exceso de lubricantes industriales

Aunque muchos responsables técnicos estén bien formados y sean conscientes de las graves consecuencias del exceso de lubricantes industriales, la sobrelubricación es un fenómeno que ocurre más a menudo de lo deseableMientras que la falta de lubricación puede generar un fallo de forma inmediata, un exceso de ésta puede conllevar incidencias a más largo plazo, ya que cambian las condiciones tribológicas de la máquina y se produce una mayor contaminación para ese tipo de condiciones. Poco a poco, estas condiciones crean anomalías en la máquina que puede provocar el fallo.

 

Consecuencias directas del exceso de lubricación

 

Alta probabilidad de fugas

Con una sobre-lubricación, se aumenta la posibilidad de que se produzcan fugas que hagan necesaria la sustitución de elementos como retenes, latiguillos, filtros de aire o respiraderos, entre otros, así como otros problemas derivados de un mal funcionamiento de estos elementos.

 

Gasto energético mayor

Cuando se añade a un equipo más lubricante del necesario, las condiciones tribológicas de ese aceite cambian, lo que puede llevar a una desviación en el punto de lubricación óptimo y a un gasto energético mayor. Un buen ejemplo de ello es un caso en el que un motor térmico, concebido para trabajar en un punto concreto de lubricación excelente, recibe más lubricante del necesario. El aceite disminuye su  temperatura y, en consecuencia, aumenta su viscosidad. Por lo tanto, se requiere más energía para mover la máquina, con el correspondiente incremento del gasto energético que eso conlleva.

 

Recogida de suciedad ambiental

En el caso de lubricantes sólidos y como consecuencia del exceso de lubricación, parte de este lubricante puede quedar expuesto al ambiente, lo que da lugar a que se recoja suciedad ambiental que pase puntualmente a formar parte del sistema.

 

Calentamiento y degradación química

Una variación de la cantidad del lubricante aportada puede originar una subida de la temperatura y, por tanto, variar las condiciones de lubricación y obstaculizar la renovación del lubricante en las zonas críticas. De este modo, se generará una oxidación acelerada por degradación química y un desgaste anómalo de los elementos rodantes. La consecuencia directa es que todo el sistema tribológico terminará por fallar.

 

Daño en las juntas

La lubricación en exceso tiene además un impacto negativo en el estado de las juntas. Cuando se produce un exceso de aceite lubricante, aumenta la presión en los retenes, lo que hace que se deterioren y se rompan. Cuando esto sucede, tanto el agua como la suciedad pueden introducirse en el interior del sistema mecánico. Debido a esto, puede ser necesario realizar acciones correctivas sobre el equipo completo.

 

Fallos en motores eléctricos derivados de exceso de lubricante

El exceso de lubricación en un motor eléctrico genera ciertos fenómenos que pueden llevar a fallos catastróficos. Por ejemplo, un exceso de lubricación puede llevar a que el lubricante penetre en el estator. Esto supone que alcance los devanados y se genere una derivación a masa y,en el peor de los escenarios, si no se produce la derivación del estator, un exceso de temperatura.

 

Descarga nuestra plantilla de niveles óptimos de limpieza

 

Un fallo asociado a la sobre-lubricación en el ventilador presenta menos relevancia que un fallo que producido en el estátor, ya que, se se produzca derivación o no, condiciona el tipo de fallo que se dará en este elemento. Cuando hay derivación, se produce un fallo eléctrico catastrófico y una parada total. Cuando no se produce derivación a masa, el fallo no es catastrófico, pero afecta a la operación de manera importante.


Consecuencias indirectas del exceso de lubricación

 

Indisposición del equipo afectado

Cuando una máquina crítica sufre una avería debido a un exceso de lubricación obliga a detenerla, por lo que los costes indirectos son un elemento muy importante a considerar ya que pueden ser muy elevados. Para precisar la cuantía debida a una detención de su actividad para repararla o, en algunos casos reemplazarla, es necesario conocer de qué tipo de máquina se trata así como  su afectación al proceso productivo completo.

 

Coste ambiental

Por otro lado, la sobrelubricación tiene un elevado coste ambiental cuando se generan vertidos al medioambiente que hay que recuperar. Es obligatorio realizar los pertinentes tratamientos de esos residuos generados en el entorno, a lo que hay que sumar el coste de las correspondientes sanciones económicas impuestas por parte de las administraciones en caso de vertido accidental.

 

Ya que el descontrol del lubricante industrial termina acarreando en todos los casos unas consecuencias poco deseables, queremos ofrecerte una plantilla con los niveles óptimos de limpieza del aceite para que puedas llevar a cabo una correcta monitorización de tus activos industriales:

Descarga nuestra plantilla de niveles óptimos de limpieza

0COMENTARIOS

Dejar un comentario

Entradas recientes